© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

Presentado también en

Poder Judicial Corrupto

April 24, 2017

 

 

* Administró en los últimos tres años 2 mil 138 millones, 154 mil 300 pesos, pero la administración de justicia vivió un grave retroceso:

 

El Poder Judicial del Estado de Oaxaca se encuentra inmerso en la corrupción, el tráfico de influencias y la inoperancia. Al cumplirse diez años de la instauración del Sistema Acusatorio Adversarial, los Juicios Orales han fracasado y las metas no se han cumplido, a pesar de que la entidad era considerada pionera en la materia. Sumas millonarias destinadas al Tribunal Superior de Justicia en los últimos años no se han transparentado, jueces y magistrados hacen negocios y la ciudadanía oaxaqueña, los especialistas y juristas, se muestran decepcionados.

 

José Luis Sarmiento Gutiérrez

 

Durante el sexenio de Gabino Cué, el Poder Judicial estatal fue beneficiado con sumas millonarias de dinero que nunca fueron transparentadas, con la apertura de salas adaptadas y mínima construcción de nuevos espacios, por lo que persisten los señalamientos del presunto desvío de recursos públicos, los cuales no se reflejaron en que las y los oaxaqueños accedieran a una justicia pronta y expedita.

De acuerdo con los presupuestos de egresos del estado para los años 2014, 2015 y 2016, el Poder Judicial recibió en total 2 mil 138 millones, 154 mil 300 pesos, de los cuales, el Consejo de la Judicatura –encabezado también por el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas Rivera–, absorbió un mil 681 millones, 231 mil 147 pesos.

Llama mucho la atención que en el ejercicio fiscal 2014, al Tribunal Superior de Justicia se le hayan etiquetado recursos del orden de 151 millones 835 mil 327 pesos, de los que 150 millones fueron destinados para la presidencia, encabezada por el Magistrado Lagunas Rivera, y sólo un millón 117 mil pesos a las salas.

En 2015, se asignaron al Tribunal de Justicia 154 millones 140 mil pesos, pero se distribuyeron de manera más equitativa, al aprobar 75 millones 140 mil pesos para la presidencia y 79 millones 119 mil pesos a las salas.

En el año 2016, el Tribunal obtuvo 150 millones 827 mil pesos, repartidos en 71 millones 841 pesos para la presidencia y 75 millones 880 mil pesos para las salas. Pese a los históricos recursos, en Oaxaca durante los últimos seis años se registró un retroceso sin precedente en materia de administración de justicia, lo que sigue siendo una asignatura pendiente, como coindicen especialistas.

“Hay una clara corrupción en el poder judicial, eso es ampliamente conocido por los abogados”, señaló el Licenciado en Derecho Jorge Merlo, al poner como ejemplo el Palacio de Justicia Federal de Cadereyta, Nuevo León, donde se invirtieron 200 millones de pesos, pero que cuenta con todas las condiciones para que se lleven a cabo los juicios orales y oficinas de primer nivel.

El litigante de la materia federal, con asuntos legales en la entidad, Ciudad de México y Monterrey, citó también el Palacio de Justicia de Puebla, “bastante grande y bastante bello”, así como el de Tijuana.

“Estamos viendo palacios de justicia nuevos, desde los cimientos hasta la computadora, mientras que en Oaxaca vemos sólo remodelaciones que se hicieron durante el periodo de Alfredo Lagunas, quien fue juez y parte como presidente del Tribunal y por otro lado titular de la Judicatura, donde se debería frenar la corrupción dentro del Poder Judicial del Estado, es claro y evidente que se robaron el dinero”.

Sostuvo que  con esta corrupción, con estos robos descarados, ni se cumple ni se cumplirá con los juicios orales, porque la justicia no sólo es para el delincuente, sino también para la víctima.

“Este nuevo sistema lo único que hace es poner más delincuentes en la calle y deja más víctimas sin justicia, además de la falta de infraestructura en Oaxaca y la falta de capacidad de los fiscales y jueces para resolver, lo que genera más corrupción”, sentenció el abogado.

En tanto el representante de la Defensoría Social Mexicana, Elías Martínez Pérez, acusó que en el Tribunal Superior de Justicia la corrupción y el tráfico de influencias sentaron raíces desde el sexenio pasado.

Y es que al conmemorarse 10 años de la entrada en vigor de los Juicios Orales dentro del Sistema Acusatorio Adversarial –en el cual Oaxaca fue la entidad pionera y promotora, con el paradigma de expedir justicia más rápida, pronta, expedita y transparente–, en los hechos sucede todo lo contrario.

“Esto es muy penoso, en la actualidad prevalecen las acciones de corrupción y tráfico de influencias, el manejo de la justicia, de preferencia, de parcialidad”, señaló en entrevista.

No podemos seguir así, recalcó:

En Oaxaca –siendo cuna del derecho y formador de excelentes abogados, con reconocimiento nacional e internacional– es  triste que se esté viviendo esta situación.

“No está mal el sistema penal con los Juicios Orales, es mucho mejor que el anterior, pero las corruptas prácticas y quienes lo tienen a cargo, ellos son los malos; desde el presidente del Tribunal, magistrados, jueces y hasta el último secretario, todos sirven a intereses”.

 

PAN condena Injusticia

 

Por su parte el diputado local Juan Mendoza Reyes, coordinador del grupo parlamentario del PAN, admitió que el tema de la impunidad y la corrupción es una percepción generalizada de los juristas, barras de abogados y de la propia sociedad, quienes coinciden en que el Sistema Acusatorio Adversarial después de diez años no ha tenido el impacto para impartir justicia de manera imparcial.

“Lamentablemente no se han registrado avances, hace falta mucha infraestructura, se han destinado muchos recursos públicos pero no se ha hecho lo que se requiere en varios distritos y ciudades, no se ha generado una justicia pronta y expedita como dice la ley”.

El integrante de la Comisión de Administración de Justicia en la Legislatura Local, consideró muy triste que en las salas y juzgados se resuelva todo con dinero, en un estado tan pobre como Oaxaca donde pareciera que el que no tranza no avanza, como dice el dicho.

Seguimos viendo las mismas prácticas, de cohecho y de corrupción, el pago para que fluyan los procesos, para obtener resoluciones favorables, como lo señalan los propios profesionales del derecho.

 “La gente que más sufre de los actos de impunidad e injusticia, es aquella que no tiene recursos económicos”, advirtió, “no se puede hablar de un estado democrático, de progreso y desarrollo en Oaxaca, si no hay avances en el sistema de justicia”, remató.

 

Justicia pionera,

al rezago: PRI

 

En su oportunidad el diputado local del PRI, Donovan Rito, señaló que es irónico que después de que Oaxaca fuera el estado pionero y precursor de los Juicios Orales en todo el país, ahora se encuentre rezagado, por lo que cuestionó:

¿Oaxaca estaba preparado para estos juicios orales? ¿Los jueves y toda la administración de justicia estaban preparados? ¿La sociedad y los abogados estaban preparados para litigar en estos procesos?

“Creo que no se hicieron esas preguntas antes de implementar este esquema que fue adoptado para estar a la vanguardia de las nuevas leyes en el Sistema Acusatorio Adversarial, pero no se previeron los litigantes, los jueces ni la sociedad”, opinó.

Manifestó que los resultados son que la impartición de justicia sea incorrecta, cuando gente culpable queda en libertad e inocentes en prisión, lo que genera irritación en la sociedad.

Al no haber confianza en las instituciones, dijo, estamos viendo casos de justicia por propia mano, de linchamientos, porque la sociedad no confía en que haya castigo para los delincuentes, mientras que la víctima del delito queda en la indefensión.

La nueva administración del Poder Judicial, encabezada por el Magistrado Raúl Bolaños Cacho, tiene que poner énfasis y hacer una revisión de todos los casos, estimó el también integrante de la comisión de Administración de Justicia en la Legislatura del estado.


Justicia burocrática

 

En un estado donde los últimos años la justicia fue utilizada como negocio de familia y cofradía, ahora hay un aparato burocrático ineficiente, porque se han creado salas para dar trabajo a “licenciados” que sólo buscan una chamba ante su falta de capacidad profesional.

Así, fueron inventadas dos salas, una auxiliar y otra especializada en asuntos indígenas, donde fueron colocados los anteriores Magistrados del Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO), que no tienen conocimiento en ambas materias, quienes se destacaron por las aberraciones que cometieron y que fueron resarcidas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en las elecciones locales.

Asentadas en las oficinas de la Ciudad Judicial, las dos nuevas salas no funcionan y el personal de base se mantiene sin actividades, por lo que voces al interior reclaman que esta situación se corrija y que manden a casa a los antiguos magistrados electorales, ya que no tienen carga de trabajo y están únicamente para cobrar el sueldo.

 

 sarmientogutierrez@yahoo.com.mx    @sarmientodebate

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload