© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com

Presentado también en

La Capital, en ruinas

February 13, 2018

 

* La inseguridad, el abandono y la suciedad, el sello de la administración.

 

Mario Girón

 

La inseguridad pública, abarcando el asalto a mano armada a transeúntes, establecimientos de comida y comerciales; robo a casa habitación, de motocicletas y automóviles, además de banquetas abandonadas, destruidas, adornadas con basura y tierra, amén de una centena de inmuebles particulares y siete templos, a punto de desplomarse, presentan a Oaxaca de Juárez como una capital en ruinas.

En orden de ideas, la policía municipal está rebasada, no puede garantizar la seguridad pública en la comunidad capitalina. Vecinos, enfadados de protestar sin éxito, decidió  tomar cartas en el asunto encarando, con mejores resultados, el fenómeno delincuencial, en donde de vez en cuando, hace justicia de propia mano. 

Así, es sencillo encontrar en cualquier dirección capitalina un letrero colgado de banqueta a banqueta, y con mayúsculas, advierten al delincuente ¡cuidado!, que los vecinos vigilan por lo que en caso de ser atrapado en flagrancia, será linchado, no entregado a la policía. 

La comunidad vecinal es de la palabra, sabe cumplirla y no se anda por las ramas prometiendo. Simplemente revisemos las redes sociales o bien, la sección policíaca de los diarios capitalinos en donde todos los días informan de nuevos sucesos: colonos atrapando ladrones, los que además de golpeados y desnudados, recibieron soberana lección, para que, por lo menos, no vuelvan a pararse por el asentamiento en el que fueron detenidos.  

En materia de seguridad pública los capitalinos hacen la tarea de una policía que no puede responder al fenómeno delincuencial capitalino. Así lo reconoce la señora Paula Domínguez, vecina de la unidad habitacional 1ª Etapa “Ricardo Flores Magón”. Informó que el robo a casas habitación se convirtió en tema cotidiano. 

Y como la policía además de ineficaz son unos cuantos, sin capacitación y no acostumbrados a caminar los andadores, al grado que la delincuencia armada se dio el lujo de amenazar a los uniformados, personas adultas, pasada de pesos y sin capacidad física para perseguir, la ciudadana Paula Domínguez confesó: 

“Tenemos meses, organizados, para echarles el guante, atraparlos y entonces darles su merecido. Pero se trata de gente mala, astutos, olfatean el peligro, saben que andamos tras ellos por lo que abrieron en compás de espera. Esperan que la organización se relaje, nos confiemos y vuelvan hacer de las suyas”, destacó.   

De acuerdo a la anterior, se desprende que la inseguridad pública no ha dejado de ser el talón de Aquiles en la administración municipal de José Antonio Hernández Fraguas, recientemente galardonado como el “Mejor Alcalde del año 2017”, en el marco del 20 aniversario de la Federación Nacional de Municipios de México (FENAMM).

Por ejemplo, la policía del mejor Alcalde del año 2017,  no puede someter a grupos delincuenciales haciendo cada vez más peligrosos a las agencias: San Juan Chapultepec, San Martín Mexicapam, Santa Rosa Panzacola, Dolores, Montoya, principalmente. 

Cabe mencionar la existencia de cientos de colonias y fraccionamientos distribuidos en este importante paquete de agencias, tanto municipales como de policía. Cabe mencionar que las víctimas de delitos en un 93% no denuncian  el delito, primero, porque la autoridad investigadora, jamás encuentra huellas, misteriosamente. Evitan perder tiempo si nunca darán con el paradero de los integrantes de banda de robo en casa habitación. 

En la Central de Abasto, Centro Histórico y periferia, el golpe de la delincuencial sigue siendo mortal. No perdona. Desde joyerías hasta taquerías y otros ejemplos de puestos con venta de comida. Asalto, robo de celulares, cristalazos y robo de motocicletas, tan de moda en cualquier rumbo de la ciudad.

Lo más reciente en la red social: 2 de diciembre: transeúnte asaltado en Xóchitl esquina con Manuel Doblado; Con manos en la masa atrapan a delincuente a un costado del panteón de San Juan Chapultepec. Se trató de una reacción de vecinos organizados contra una delincuencia desbordada y en respuesta a la inoperancia de la policía. Antes, el delincuente fue amarrado a un poste de alumbrado público. 

O también, en el fraccionamiento La Noria, comité de Vigilancia, detiene y golpea a dos ladrones en respuesta a la ola de inseguridad pública en la zona. ¿Y la policía? ¿Y los resultados? 

 

 

 

Suciedad y abandono en las calles

 

Los responsables de tareas estratégicas diseñadas para recibir reconocimiento público todos los días, fracasaron en la encomienda en el sentido de mantener una vía pública limpia, calles con reparaciones necesarias para eliminar peligro y convertirlas en seguras para el peatón, presentándolas a la altura de la grandeza histórica y patrimonial de Oaxaca de Juárez. Estos servidores públicos no sirven, hacen sombra y opacan el nombramiento de “Mejor Alcalde del año 2017”, entregado recientemente al edil, José Antonio Hernández Fraguas.

Vamos, ni el Centro Histórico se salva de los desperfectos en banquetas y bocacalles. No existe mantenimiento, las banquetas no son aptas para ocuparlas, mucho menos para invidentes o ciudadanos apoyando en muleta, bastón, andadera o sillas de ruedas. 

Un simple, pero importante el ejemplo ofrecido por el comerciante, Jonás Morales Pérez. Se trata de la banqueta de Nuño de Mercado, entre Bustamante y Miguel Cabrera. La comunidad con mayor afectación son madres de familia y niños, alumnos de preescolar, de la institución  pública, “Esperanza López Mateos”.   

Hoy, la una de las banquetas la utilizan como basurero, el efecto de contaminación y hedor no apto para el sentido del olfato, es una de las primeras cartas de presentación de una autoridad que no puede con un reto simple, sencillo de eliminar. 

Además de un importante número de bolsas de plástico con desecho doméstico, el peatón, especialmente adultos mayores y niños, no pueden utilizar con sentido de seguridad garantizado. El cemento se encuentra en un proceso destructivo, está desapareciendo y los responsables de evitarlo no se han percatado, porque no caminan la ciudad. Trabajan sin bajarse de la camioneta de lujo. 

A mitad de la calle la banqueta es angosta, por lo que el usuario corre riesgo de accidente. Se trata de una zona en donde es destacada la circulación de autobuses del transporte urbano y suburbano. Como valor agregado, la vía pública reporta importante rezago en materia de barrido. Tiene años de no ser tomada en cuenta para tal efecto.  

El comerciante Morales Pérez se siente seguro, confía en la importancia de la denuncia pública para que alguien “se apiade de nosotros y ordene solucionar cada uno de los casos presentados, antes que sea demasiado tarde, la contaminación  aumente o un accidente desencadene”, subrayó. 

 

 

 

Inmuebles en riesgo de desplome

 

El rezago se acumula en una capital, en ruinas.

La herida no ha cerrado, sigue abierta y enseñando a todo lo que da, las afectaciones por el sismo de 8.2 grados, el pasado 7 de septiembre. Al menos, 108 inmuebles particulares y siete templos católicos en la zona de monumentos del Centro Histórico, carecen de oportunidad de darle la vuelta a la hoja. 

Sencillamente porque Antropología e Historia y el gobierno de la ciudad, no pueden alcanzar un acuerdo para dejar de ser estrictos en materia de reparación en inmuebles particulares, en donde el propietario no tiene el recurso suficiente para reparar, como marcan los cánones, una afectación como la que dejó el movimiento de tierra con saldo de miles de víctimas y millones de pesos en pérdidas en la ciudad y otras regiones. 

La colocación de cintas amarillas advirtiendo peligro poco a poco está desapareciendo de las zonas en donde existe peligro. Inmuebles, templos y escuelas primarias citadinas, siguen esperando pacientemente la oportunidad de ser tomados en cuenta para resarcir los años, curando heridas y ejecutando lo que sea necesario en aras de recupera lo que fueron, la grandes que aportaron al posicionamiento de la Verde Antequera e materia de cultura y turismo.   

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload